Para qué sirven las carillas

Si aún no conoce este tratamiento, se ha perdido de una solución rápida y efectiva a sus problemas de estética dental. Las carillas son ideales para mejorar la apariencia de sus dientes, que por diversas circunstancias presenta algún tipo de quiebre, fractura o lesión que afecta la apariencia de sus piezas dentales. En nuestra Clínica Dental Flores contamos con un tratamiento de este tipo que utiliza materiales de alta calidad y los mejores resultados para cada paciente.

Como sabemos que muy seguramente no está familiarizado con este procedimiento queremos contarle de qué se trata y para qué sirve, pues es posible que usted o alguien que conozca este pasando por un problema dental que se puede corregir con este tratamiento. También si lo desea puede ir a nuestro contenido en la parte inferior de la pantalla referente a este tratamiento, para completar la información y aclarar dudas que puedan surgir durante la lectura de este contenido.

Para empezar debemos definir que las carillas son finas láminas dentales que pueden ser fabricadas en resina compuesta o porcelana, según la elección del paciente, las cuales se hacen a medida con el objetivo de fijarlas alrededor del diente, logrando un aspecto atractivo y natural. Por lo general este tratamiento se utiliza en pacientes que presentan dientes con las siguientes características: manchados, astillados, gastado, muy separados, desalineados o desparejos. Estas condiciones se presentan en la gran mayoría de la población con bastante frecuente y no conocen esta solución, pues no asisten a consulta con el dentista como deberían.

Estas piezas dentales son utilizadas para modificar aquellos aspectos visuales para los dientes de la parte delantera de nuestra boca, por lo que si usted tiene algún problema estético con la dentadura posterior, es necesario un tratamiento con coronas o fundas dentales, ya que estos dientes molares y premolares son más robustos. Siendo más precisos este tratamiento se hace para cubrir una fractura en los dientes que haya sido causada por un golpe o accidente y pierde un trozo del mismo.

Así mismo puede ser utilizado en caso de que el paciente tenga espacios interdentales muy amplios, es decir, que sus dientes se encuentren muy separados lo que clínicamente se conoce como diastema, lo que causa grandes problemas de masticación y deglución. Con estas carillas se puede cubrir estos espacios, evitando que sean visibles y dando la apariencia de una dentadura perfecta.

Bajo este mismo parámetro, se usa para corregir la forma de un diente cuando este es demasiado corto o tiene una protuberancia anormal de un lado o si se ve desalineado del resto de sus dientes. Estos pueden ser cubiertos con la pieza de resina o porcelana, causando el efecto de invisibilidad, como si nunca hubiera estado allí y dando la forma deseada.

También es un tratamiento ideal para aquellos que buscan blanquear sus dientes sin someterse a un blanqueamiento dental con agentes abrasivos o tecnología láser, que igual son procedimientos con muy buenos resultados, pero que dependen de la elección personal del paciente. El blanqueamiento dental con estas piezas es realmente bueno.

La razón por la cual este tratamiento se ha recomendado es precisamente para aquellos pacientes con una dentadura astillada o deforme, que sea descolorida y poco sana, con el objetivo de brindarle a la persona la posibilidad de tener una sonrisa atractiva y duradera. Cabe mencionar que estas piezas difícilmente se pueden manchar, por lo que son la opción más popular entre las personas que quieren lucir una sonrisa con dientes perfectos. Estas prótesis cuando son de porcelana fina se adhieren en la superficie anterior del diente, logrando que el aspecto sea agradable y natural. Las piezas que están fabricadas en este material suelen verse débiles pero al ser adheridas al diente con el cemento resinoso se vuelven muy fuertes y durables.

Cuando asista a consulta con uno de nuestros dentistas en la Clínica Dental Flores, el profesional evaluará su estado de salud y hará el mejor plan para su tratamiento. Una vez se haya definido, se comenzará con el mismo en donde el dentista removerá una pequeña cantidad de la superficie de la pieza dental con el fin de lograr que las láminas puedan ser colocadas. A continuación se sacará una impresión de su dentadura y se enviará al laboratorio para que este pueda elaborar la prótesis. Al tener el resultado final, las carillas entrarán perfectamente en los dientes y la boca, por lo que no tendrá que preocuparse por malos resultados.

La limpieza de estas piezas tampoco debe ser un motivo de preocupación para usted, pues estas se asean de forma habitual como se haría con un diente natural. El hilo dental debe ser utilizado una vez al día y el cepillado debe hacerse al menos dos veces con una crema dental con flúor que le permita eliminar los restos de comida al igual que la placa bacteriana. Es importante que consulte con nuestro dentista y le pida una recomendación acerca de los productos de higiene dental que pueden ayudarle a conservar la duración de las restauraciones dentales.

Las carillas son un gran tratamiento que tiene múltiples funciones, como pudo notar de acuerdo con la información anterior. Si está interesado en realizarse este procedimiento con nosotros, lo invitamos a que se ponga en contacto con nuestra clínica por medio de los canales de atención que tenemos en nuestra página web. Nuestros dentistas cuenta con la experiencia requerida para lograr que su sonrisa luzca mucho mejor de lo que luce ahora.