¿Qué es?

La restauración por adhesión es la aplicación de una resina compuesta de color del diente, para reparar un diente cariado, astillado, fracturado o descolorido. A diferencia de las carillas, que son fabricadas en un laboratorio y requieren un molde personalizado para lograr un ajuste apropiado, la vinculación puede hacerse en una sola visita. El procedimiento se denomina restauración por adhesión porque el material se adhiere al diente.

¿Para qué se utiliza?

La Restauración por adhesión está entre los más fáciles y menos costosos de los procedimientos dentales cosméticos. La resina compuesta utilizada en la adherencia, puede ser formada y pulida para emparejar los dientes circundantes.La vinculación se utiliza muy a menudo, con propósitos cosméticos para mejorar la apariencia de un diente descolorido o astillado. También puede ser utilizado para cerrar espacios entre los dientes, para que los dientes se vean más o para cambiar la forma o el color de los dientes.

A veces, la restauración por adhesión también se utiliza como una alternativa cosmética para empastes de amalgama, o para proteger una porción de la raíz del diente que ha sido expuesto cuando las encías se retraen, o retroceden.

¿Cómo se hace?

El dentista utilizará un tono guía para seleccionar el color de la resina compuesta que coincidirá más apropiadamente con el color del diente.

Una vez el odontólogo ha elegido el color, él o ella desgastarán ligeramente superficie del diente o lo limará para dejar el diente áspero. El diente será cubierto ligeramente con un líquido de acondicionamiento, que ayuda a que el material adhesivo se adhiera.Cuando se prepara el diente, el dentista aplicará la resina del color del diente, como si fuera masilla. La resina es moldeada y alisada hasta que esté en la forma adecuada. Luego el material es endurecido con una luz ultravioleta.

Después de que el material adhesivo se endurece, el odontólogo recortará y le dará forma. Entonces él o ella pulirán el material hasta que coincida con el brillo del resto de la superficie del diente.Generalmente se tarda entre unos 30 minutos a una hora para completar el procedimiento. Si tiene más de un diente a reparar, puede que necesite programar varias visitas, El té, café, tabaco y otras sustancias pueden teñir la resina. Para evitar o reducir al mínimo las manchas, es esencial evitar comer o beber alimentos que pueden manchar la resina en las primeras 48 horas después de cualquier procedimiento de resina compuesta. Además, cepíllese los dientes a menudo y hágase una limpieza bucal regular por un higienista dental.

¿Cuales son las ventajas del tratamiento Bonding?

  • Es una técnica indolora.
  • Es un tratamiento muy conservador. Se puede eliminar la resina sin alterar la estructura del diente y volver a colocar otra.
  • No requiere de anestesia.
  • Se realiza en una sola sesión y se consigue un color de esmalte igual al resto de los dientes.